Actualidad

Montserrat presenta las estampas de Joaquim Chancho
29 / 10 / 2014

Joaquim Chancho (Riudoms, Tarragona, 1943) vuelve a Montserrat este otoño con una selección de obra gráfica original que ha bautizado como Estampas, en el Espacio de Arte Pere Pruna, comisariada por Antònia Vilà. Se trata de una selección cronológica de obra sobre papel que consta de unas cuarenta piezas que van desde 1972 hasta la actualidad, e incluye una serie reciente inspirada en Montserrat. La muestra se inaugura el 10 de noviembre y se podrá visitar hasta el 15 de marzo de 2015.
 
La exposición está formada por estampas realizadas con diferentes técnicas por él mismo, y de obras hechas en colaboración con otros artistas y diferentes talleres de artes gráficas de Barcelona durante las últimas cuatro décadas.
 
Chancho ha manifestado siempre una predilección por el papel como material que le ha servido como instrumento de experimentación. Para él, el papel es el lugar sobre el que examina la abstracción del espacio y el signo, elementos que se interrelacionan en su obra en una introspección radical, que busca la unidad profunda del ser. El vacío de la lámina en blanco desencadena en Chancho un reto intenso y laborioso alrededor de la idea de proceso, de trayecto.
 
El común denominador de las serigrafías, grabados y litografías de la muestra es la observación de la pintura como lenguaje para indagar procesos que permiten enfatizar rasgos esenciales que se convierten en ámbito y soporte bidimensional de transcripción y huella.
 
Esta muestra manifiesta asimismo otra faceta de la fecundidad y plenitud de la obra de Joaquim Chancho: la que toma sentido a partir del uso del signo, el grafismo y el color.
 
El artista ya protagonizó en el Museo de Montserrat en 2005 la muestra Joaquim Chancho, un clásico contemporáneo, que tuvo a Teresa Blanch como comisaria. Este verano se ha cumplido una década desde que nuestro museo, renovado en 2004, inauguró la Sala Pere Daura de exposiciones temporales, y esta colaboración con Chancho marcó el inicio de la apuesta continuada de la institución por el arte contemporáneo.