Historia del Museo

Durante el siglo XIX el monasterio fue destruido y suprimido, y perdió todo su patrimonio histórico. Todo lo que se encuentra actualmente en el Museo de Montserrat es fruto de nuevas adquisiciones y de donaciones de particulares en un ambiente de recuperación y de presencia significativa en la sociedad catalana con irradiación europea y mundial. 


1911

Fue inaugurado el Museo Bíblico de Montserrat, que contenía materiales arqueológicos, etnológicos, zoológicos y botánicos que el P. Bonaventura Ubach (1879-1960) fue adquiriendo en Tierra Santa, Egipto, Siria e Irak con el fin de ilustrar la Biblia.

1963

Nace el Museu de Montserrat propiamente dicho con los materiales arqueológicos del Próximo Oriente y las pinturas del Renacimiento y del Barroco que se encontraban en el interior del monasterio.

1982

El Museu de Montserrat se amplía con una importante colección de pintura de los siglos XIX y XX, donación del Sr. Josep Sala Ardiz, a la que años más tarde se añadieron otras como la del arquitecto Xavier Busquets.

2004

Con motivo de las obras de mejora de las plazas del santuario, el Museo obtuvo más espacio destinado a salas de exposiciones temporales, depósito de reserva y una nueva entrada.

2006

El Parlament de Catalunya declaró el Museu de Montserrat MUSEO DE INTERÉS NACIONAL.

2017

El Museo está considerado como uno de los referentes museísticos nacionales y es uno de los más visitados de Cataluña. Actualmente continúa incrementando sus fondos con las constantes donaciones de particulares y entidades privadas.