Exposiciones en proyecto


Ràfols Casamada y Maria Girona

El equilibrio posible
10 de noviembre de 2018 – 5 de mayo de 2019
Sala Pere Daura
Comisario: Bernat Puigdollers

Albert Ràfols Casamada (Barcelona, 1923-2009) y Maria Girona (Barcelona, 1923-2015) pertenecen a la generación de artistas formada durante los primeros años de la posguerra. Los dos, en este contexto difícil y poco estimulante del primer franquismo, lucharon, junto con muchos otros artistas de su generación, para dinamizarlo y construir un ambiente cultural moderno y libre. Esta exposición profundizará en algunas de las iniciativas más relevantes de su trayectoria artística –la fundación del grupo “Els Vuit”, los Salones de Octubre, la fundación de la Escuela Eina, etc.–, sin olvidar hechos vitales comunes como el viaje de estudios a París, becado por el Instituto Francés, o los veranos pasados en Calaceite y Cadaqués, reflejo de dos vidas complementarias. La exposición incide en sus inicios artísticos y se adentra en una vida en común dedicada al arte, sin obviar las relaciones y conexiones de sus obras, aparentemente opuestas, divergentes, pero a su vez íntimamente unidas. Esta exposición quiere ser además una reivindicación de la obra y la figura de Maria Girona, normalmente en segundo plano, que, además de conrear una obra propia y de calidad, también jugó un papel decisivo en todo este proceso de renovación del arte de posguerra. 

Foto: MARTÍ GASULL I ABELLÁN


Salvador Juanpere

Imagen y semejanza
30 de noviembre de 2018 – 24 de marzo de 2019
Espacio de Arte Pere Pruna
Comisaria: Teresa Blanch
 
Salvador Juanpere (Reus, 1953) es un destacado escultor de la escena artística catalana que ha desarrollado un singular lenguaje entorno al oficio del escultor. Se sirve de un gran virtuosismo técnico que le conecta con las tradiciones clásicas, precisamente para situar conceptualmente el trabajo escultórico en un estado de suspensión respecto al humanismo que le caracterizó en periodos precedentes. En este proceso finalista, fastidioso, que habría alcanzado la modernidad escultórica a finales del s. XX, el artista reactiva amorosamente y a la vez críticamente lo que le ha constituido por dentro: los pedestales, las herramientas, los recursos de la estatutaria, los utensilios para transportarla, los materiales sobrantes… todos ellos son reproducidos literalmente con materiales duros (mármol, hierro, acero, piedra, hormigón o bronce). El modelo acaba por ser la propia circunstancia y contingencia del taller, que Juanpere homologa con el trabajo escultórico sostenido dentro de una larga temporalidad poblada por sus escultores admirados (J. Oteiza, C. Brancusi, A. Giacometti, la órbita Bernini, J. Beuys, G. Penone, los Povera...), con los que establece vínculos bien visibles que oscilan de forma dialéctica entre el homenaje y la discusión a sus principios artísticos. Para relacionarse con ellos y también con los poetas, matemáticos, pensadores y pensamientos religiosos históricos, Juanpere se alía con lo textual. Las palabras son, para él, un importante soporte de plasticidad viva que convive de forma natural con la materia escultórica, en intrincados juegos de reflexión que implican y comprometen intensamente al espectador. Podremos ver una buena muestra de su creación en esta exposición en el Museo de Montserrat.

Foto: ALAN CARRASCO


Jordi Alcaraz

Mayo-Octubre, 2019
Sala Pere Daura
Comisario: Bernat Puigdollers

La obra de Jordi Alcaraz (Calella, 1963) es la confluencia perfecta de forma, poética y concepto. Sirviéndose de materiales muy diversos –metacrilato, tinta, hierro…– rompe, desde el propio género, los límites de la pintura, la escultura y el grabado. Desde la materia evoca la idea aún no formulada, el aura del objeto, transforma y deforma la realidad, la recrea y la piensa con el tacto y las manos. Heredera de la tradición artística catalana de los últimos cincuenta años, la obra de Alcaraz está emparentada con la ironía y la poética de Brossa, la materia de Tàpies y el carácter etéreo de Llena. Esta exposición en el Museo de Montserrat zarandea el concepto de pintura comúnmente aceptado y nos adentra en una reflexión en relación al propio hecho creador, el yo y la realidad.